V2R – Vegas a Reno!!! Agosto 19-23, 2009

rmirandayopo

Well-Known Member
Posts
191
Reaction
16
V2R – Vegas a Reno!!! Agosto 19-23, 2009

“Vegas a Reno” el camino largo!!! Es la carrera off-road punto a punto mas larga en los Estados Unidos. Otra carrera de 1000 millas de la que hay que estar pendiente.

Yo voy a formar parte de la tripulación de los vehículos de apoyo para el equipo Wisdom Racing Team, que esta inscrito en la categoría 1100. Hasta donde yo entiendo, estaré haciendo más o menos lo mismo que hice para la carrera del OBC 2008 en Australia, pero enfocado mas en asistencia a labores de mantenimiento preventivo que videos y fotografías, pero ustedes saben como es la cosa, voy a tratar de documentar la carrera de la mejor manera que pueda para compartirla con ustedes.

Al día de hoy, estoy comprometido con los detalles de preparación, ayudando en lo que pueda, aprendiendo donde están ubicadas las herramientas, limpiando piezas, taladrando (graduado con honores), y manteniendo el orden del área de trabajo, todos esos detalles que Joe de alguna manera inculco en mi persona.

La aguja del “divertómetro” esta en rojo, los relojes indican que mis días de vacaciones se están agotando rápidamente, ya los tengo comprometidos con eventos que no me quiero perder, tales como Baja y Pismo en Noviembre. Ya reservé esos días, si no hago mas viajes, es precisamente por eso, ya que recibo invitaciones a paseos entretenidos todas las semanas. Todo esto, sin mencionar la parte monetaria que implica salir de paseo con esta frecuencia.


Fuente para más información:
http://www.bitd.com/


El martes en la tarde salimos rumbo a Las Vegas, después de finalizar la jornada laboral. Nos quedamos en Primm, un conjunto hotelero/casino conocido por la pista de Off Road que tiene en sus adyacencias. El día lunes se había realizado la prueba para obtener el lugar de partida de los mejores cincuenta carros, es decir, puros Trophy Trucks.
Esta prueba es realmente importante, ya que tener vía libre de polvo y de competidores realmente no tiene precio en este tipo de carreras.

El miércoles desayunamos y salimos a formalizar la inscripción y revisión técnica de los vehículos en el estacionamiento al aire libre de un conocido hotel de la ciudad. En pleno verano, estar al aire libre en Las Vegas es de locos, la temperatura sobre pasa los 100°f / 40°c. No tengo idea del porque no realizan esta inspección durante la noche, total, Las Vegas es una ciudad 365/365. Salimos derretidos, que les puedo decir.

Descubrir una fisura en el chasis no fue una grata noticia, aunado al extenuante calor que nos tenía desvariando, sin embargo, logramos pasar la prueba de registro sin problemas y nos dedicamos a buscar a alguien que pudiera realizar la reparación de rigor. Para ello, un grupo se encargo de las reparaciones y otro grupo, pues de asistir a la reunión de pilotos, ya que de no hacerlo, además de estar desinformado de las ultimas novedades, tienes el riesgo de agarrar una penalización antes de comenzar siquiera a competir, ya que unos 25 equipos son llamados al azar para asegurarse de que la gran mayoría este presentes.

Luego de abastecernos de agua, una caja por día por carro, es decir, 9 cajas de agua, salimos rumbo a Beatty por la I95, un pueblo a unas 125 millas al norte de Las Vegas, punto de partida de la competencia. En estos pueblos, debes obedecer al pie de la letra el límite de velocidad de 25 MPH, ya que son una de las fuentes de ingreso para los mismos, bien por las multas por exceso de velocidad, así como también por la parada obligada que hacen la mayoría de los conductores al ser forzados a disminuir la marcha. En países del tercer mundo, logran el mismo objetivo sin burocracia, sencillamente colocan reductores de velocidad o como les decimos en Venezuela, policías acostados. Cabe destacar que el combustible y las habitaciones sufren un incremento de al menos 20% en los días que los competidores pernoctan en estos pueblos. Capitalismo puro pues.

Entonces, nuestro equipo cuenta con dos camionetas (Chase Trucks - CT) y una casa rodante (motorhome o RV) con el remolque llevando al Buggy. Se necesitan al menos tres personas para las paradas en pit donde hay que suministrar combustible, y como estábamos cortos de gente, pues nada, me toco moverme de una camioneta a la otra en función de las paradas de combustible. Vamos a seguir la estrategia de saltos de rana, que quiere decir que una camioneta cubre las paradas o puntos de control pares y la otra los impares.

La carrera comienza a las 5:45am con la salida de motos y quads, pero nuestra partida esta programada para las 10:30am, los que nos da un merecido descanso y tiempo para preparar nuestros almuerzos del día. Siempre es mas barato cocinar tu mismo que comprar algo en la calle, si es que consigues algo.

Así pues, me tocó el CT2 y salimos rumbo al punto de control No.2 de los ocho pautados para cada día. Nos toco ver de lejos a la categoría reina, es decir, los Trophy Truck (TT) y parecen unos aviones a chorro, pero los miras en el horizonte en vez de en el aire, y con polvo en vez de smog. El punto de control estaba ubicado a unas 70 millas de la partida, y obedeciendo los límites de velocidad, pues no tomaría un poco más de una hora ubicarnos en el lugar. Pensamos que el trayecto en tierra lógicamente es más largo, y por ende, llegaríamos primero que los TT y los veríamos pasar, pero que va, esos tipos son unos demonios y más de la mitad llego primero que nosotros, eso se traduce a que conducían cerca de las 100 millas por hora en el desierto, pues me quito el sombrero.

Allí nos quedamos esperando… nuestro carro que nunca llegó, se quedó atorado en una trampa de arena y al usar el delicado engranaje de retroceso para tratar de salir, pues se rompió, dejando al carro varado. Nuestra sed de competencia sencillamente se desvaneció al recibir el mensaje por el radio. Retornamos al punto de control No.1 y a esperar a que cierre (abran al público) para poder auxiliar al carro. Mientras, el piloto saco las puntas de eje para poderlo remolcarlo sin dañar nada mas. Los comisarios trajeron el carro al punto de control y de allí nos lo llevamos al pueblo mas cercano con la intención de repararlo y presentarnos a la línea de partida al día siguiente. La carrera no ha terminado para nosotros aun, o por lo menos esas eran nuestras intenciones.

que historia mas larga!!! sigo luego...


Roberto L. Miranda
 

rmirandayopo

Well-Known Member
Posts
191
Reaction
16
Cuando por fin recuperamos el Buggy, al final de la tarde, ya teníamos una idea de que hacer, ya que desde que supimos la noticia, comenzamos a llamar a cuanta persona conocíamos para encontrar un lugar en Vegas donde reparar la caja, o en su defecto, conseguir prestada o comprar alguna de cualquier otra persona que la tuviese disponible. Conseguimos ambas opciones y nos fuimos por la reparación en Vegas. Sacamos el motor y caja a la sombra de un árbol en el poblado de Beatty, y de allí salió el CT1 a la reparación de la caja y el resto del equipo nos fuimos a instalar en el pueblo del punto de partida para el segundo día.

Otros amigos con el mismo problema les tocó conseguir a algún “amigo” que buscara la caja que conseguimos en Los Angeles y la transportaran por tierra hasta el punto de partida para el segundo día, hacerlo por aire fue considerado, sin embargo, las pistas de estos pueblos no tienen luces y no iban a conseguir autorización para el plan de vuelo, de esos nivele$$$ estamos hablando.

Nuestra caja llego a las once de la noche, el carro estaba listo para ser sometido nuevamente a esta operación a corazón abierto. A todas estas, estamos instalados en la acera de la calle principal de pueblo, carros van y carros vienen de gente buscando repuestos para solventar las averías de semejante maratón.

Nos fuimos a dormir cerca de las dos de la madrugada, cuando el carro quedo como nuevo, eso si, sin retroceso, ya que no se instaló ese piñón nuevamente. No entiendo porque, siendo este deporte tan popular y con tanta antigüedad, siguen usando una caja con esa debilidad que es la mejor de todas según los entendidos, seguramente las ventajas son muy superiores a las debilidades, pero realmente soy ignorante en el tema.

Un nuevo día amanece para nosotros, la sonrisa de haber superado un obstáculo considerable se dibuja en nuestros rostros y las caras de demacrados pasa desapercibida entre nosotros.

Mandamos el carro al punto de partida, escoltado por el otro Buggy que también sufrió la misma avería y un CT, rogando no ser detenidos por la policía, ya que teóricamente los Buggies no pueden circular por las calles.

De allí salimos a los puntos de control del día. Esta vez me fui con CT1. Nos instalamos en el punto de control No1. El Buggy pasó sin novedad, dimos la noticia por radio y nos fuimos a nuestra siguiente parada. El Buggy pasó por el punto de control No.2 sin novedad. Lo esperábamos ansiosos en el punto No.3, donde reabasteceríamos de combustible al Buggy. Conseguir puesto no fue sencillo, pero nos ubicamos en un lugar donde el piloto nos pudiese ver con facilidad, habían puestos al final de una colina, pero nosotros no veríamos el carro hasta el ultimo minuto, y el piloto tampoco nos vería a nosotros, así que descartamos esos lugares y le montamos casería a los puestos que nos interesaban, recuerden que cada vez que pasa un carro, un CT se va del lugar y deja el espacio libre, es solo cuestión de paciencia. Teníamos todo listo, contábamos los minutos para que el carro apareciera y apareció. Corrimos a cargar combustible por ambos lados, es decir, una persona con un surtidor por cada lado y el tercero corriendo de un lado a otro, ayudando a conectar los surtidores, hidratando al piloto, revisando neumáticos y dándole una inspección al carro a vuelo de pájaro. En minutos el carro se esfumo y salimos al punto de control 4 para llevarles el almuerzo y de allí dirigirnos al punto de control No.5 donde se haría un cambio de piloto y nuevamente reabastecer combustible.

La distancia en tierra era mucho mayor a la de asfalto, así que estábamos holgados de tiempo y le dimos una mano al CT2. Yo aproveche de tomar algunas fotos para variar. Dimos la noticia por radio que todo estaba bien, sin novedad, y nos dirigimos al punto de control No.5

Llegamos en buen momento, nos toco presenciar mucha acción de los equipos, sin embargo, poco a poco el ajetreo disminuía y nuestro carro nada que aparecía. Nuestro segundo piloto del día, literalmente se derretía por el calor, los nervios y el sofocante traje a prueba de incendios. La cara de frustración era evidente en todos nosotros hasta que confirmamos nuestras sospechas, recibimos noticias por radio que el carro estaba detenido por problemas mecánicos, pero no sabíamos de que tipo. Pasaron horas antes de saber el paradero exacto del Buggy y apenas lo supimos, el CT2 salio a su rescate. Nosotros seguimos en el mismo lugar esperando instrucciones de que hacer.

Con el ocaso llegó la llamada de retirada, nos encontraríamos en un punto determinado (rutas de escape) en la carretera de asfalto y de allí emprendimos el retorno a nuestros hogares, un día antes de lo previsto, pero igual de molidos y agotados por tan singular forma de recreación.

Para mi fue un placer haber participado en este evento, algo mas para tachar de la lista de cosas por hacer en la vida, y que ojala pueda repetir pronto, ya que ganas es lo que sobran.


Roberto L. Miranda
 
Top